fbpx

Dificultades en el aula: propuesta para ayudar a los docentes.

Dificultades en el aula: propuesta para ayudar a los docentes.

Dificultades en el aula

Soy madre de un niño con TDHA, esto me condujo por un largo calvario de cambios de escuela, reuniones con maestros, directores, médicos, terapeutas, tratamientos, hasta soportar la mirada indiferente y critica de otros padres, sintiéndome culpable por el comportamiento de mi hijo en la escuela, en donde pocas soluciones podía encontrar.

He vivido en ¨carne propia, el dolor que representa para un niño no sentirse integrado, acompañado, contenido y comprendido, en un entorno competitivo como es el de la escuela corriente de hoy en día, con un sistema educativo desactualizado, y con docentes poco in-formados.

Debemos creer en la educación, en que se puede mejorar el contexto y en que todo puede ser posible buscando alternativas. Por tanto, debemos favorecer la integración de los alumnos con TDAH y ayudarles a desarrollar destrezas sociales y de lenguaje, con el objetivo de formar ciudadanos dignos, autónomos y capaces de desenvolverse en la sociedad. Debemos favorecer el desarrollo de potencialidades, asegurándonos que TODAS las personas involucradas en la educación del alumno con TDAH entiendan el significado común de la palabra `integración`. El mayor beneficio que conlleva la integración es que le permita al alumno formar parte de un mundo «típico» y no de un estudiante «especial». Para ello es indispensable la labor de psicoeducación que se debe llevar a cabo con el entorno más cercano al alumno.

La familia debe conocer y aceptar el trastorno en primer lugar, para después ser capaces de formar parte del tratamiento y ser una parte activa en él. Por su parte, los docentes que trabajan con un alumno con TDAH también deben entregarse a esta situación y llevar a cabo, en la medida de lo posible, una formación específica en TDAH con la que adquieran pautas y estrategias para favorecer la integración del niño con TDAH y minimizar los efectos adversos que pueden tener determinados comportamientos del niño, derivados de aspectos como la impulsividad, la falta de autocontrol, os comportamientos disruptivos en los que puede incurrir, etc.

Conseguir esta integración soñada puede ser posible en función de las actitudes de los demás, de los recursos del entorno y de la existencia de programas adecuados para la integración. No hay cambio si no hay implicación. Además, es muy importante que el perfil del cuidador sea muy humano y profesional, y que pueda ayudar a desarrollar la personalidad de cada individuo sin anularle en ningún caso, pero tampoco deben ser actividades prácticas con un gran deterioro cognitivo, hay que saber parar cuando sea necesario. Debemos ser buenos observadores y no tratarles como diferentes, ya que esta idea es, simplemente, fruto de nuestra socialización. Habrá que enseñarles a que empleen de manera óptima y adecuada sus limitaciones para que tengan esa capacidad crítica y habrá que intentar que aprendan a interiorizar normas y valores porque quizás las han perdido por el camino y necesitan comunicarse. Debemos esforzarnos para enlazar los contenidos con la propia realidad, creando interés al alumno. `Educar para la convivencia. Educar para adquirir conciencia de la justicia. Educar en la igualdad para que no se pierda un solo talento por falta de oportunidades`.

Sobre el autor

Dejar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *